Llevo rato mirando la pantalla en blanco, realmente días pensando como escribir esto. Lo hable con mi esposo hace unos meses de querer hablar sobre este proceso de tener un hijo pero me pidió que no lo hiciera hasta que no estuviéramos embarazados nuevamente y que estuviéramos seguros que esta vuelta si daría resultado.

Empezamos buscando bebe en Enero del 2015, cuando tomamos la decision yo estaba realmente nerviosa, el tema de ser mama nunca había estado en mi lista de prioridades, siempre ha sido mas el lado profesional que el de ser madre. Bueno, empezamos a buscar y al dejar de cuidarme me di cuenta que el periodo nunca me venia, al cual tuve que hacerme pruebas de embarazo todos los meses y con cada prueba sudaba frío, jajaja, no podia con que me fuera a salir positivo. De repente, así sin que me viniera la regla por 7 meses quede embarazada. Fue como un shock para los dos, me hice las pruebas y en efecto, Julio de 2015 fue mi primer embarazo. Obvio, corrimos a decírselo a todo el mundo, por que eso es lo que todo el mundo hace. Tenia apenas un par de semanas de embarazo. Al empezar a hacerme mas y mas exámenes nos dimos cuenta que los números no cuadraban, todos debían ir subiendo y a mi me subían y me bajaban. Finalmente, llame a otro medico amigo, le conté mi situación y me dijo claramente por teléfono, “el bebe nunca pego y no se va a desarrollar” acto seguido voy donde mi medico y cuadramos para hacerme un curetaje y limpiar todo. Para esa fecha era mi cumpleaños así que no fue nada divertido pero la realidad es que lo supere bastante rápido y entendí que no era el momento que Dios tenia para nosotros. Estábamos por entrar en una remodelación, mudarnos de la casa y pues nada, Dios sabia. Lo acepte y seguí mi camino. A los dos meses, una amiga me sugiere que busque una segunda opinion por que seguía sin tener el periodo y la verdad es que ya me estaba hartando no sentirme mujer. Cuando busco la segunda opinion al parecer era un tema hormonal que tenia solución.

Empiezo con un tratamiento para lograr que mi endometrio y ovulos funcionen paralelamente, que me venga el periodo y eventualmente quedar embarazada. Durante esos meses, para mi el quedar embarazada no era mi prioridad ni un poquito, era mas bien que ya quería ser normal y que me viniera el periodo. Para Febrero del 2016 sin meterle mente volví a quedar embarazada. Esta vuelta no le dijimos nada a nadie aunque quisimos muchas veces. Todo iba normal y se veía un bebe sano y fuerte. El medico me comento que quizá manchara, que si eso me pasaba que no me preocupara que eso era normal. El 31 de Marzo empece a manchar poco pero no paraba. El 1 de Abril llame a mi medico y me dijo que fuera de una ves, le dije a mi esposo que no hacia falta que viniera que todo iba a estar bien aunque me temblaba todo.

Llegue al consultorio, me revisaron y la imagen que se quedo conmigo por varios meses fue el de un bebe sin vida flotando dentro mío. Incluso escribirlo hoy día se me hace un nudo en la garganta. Acto seguido llame a mi esposo y no tuve ni que hablar, el se apareció en el hospital. Tuvimos un momento para nosotros solos en el cuartito del hospital. Luego me visto y cuando entro nuevamente al consultorio esta el medico y mi esposo decidiendo hacerme el curetaje de una ves ese mismo día ya que el Dr no quería esperar a que mi cuerpo lo expulsara, quería sacarlo el para poder hacerle un examen genético. Mientras ellos decidan que hacer conmigo yo estaba ahi sentada y solo pensaba por que están decidiendo algo que yo no estoy lista para hacer. Me mandaron de ahi para la casa. No me pude ir a la casa, me iba a volver loca. Me fui a mi oficina a trabajar, si, se que es una locura y quizá las personas no lo entiendan pero era mi manera de manejar las horas previas a la operación. Llego el momento y ahi estaba mi esposo conmigo, sentía que tenia que estar fuerte por que sabia que para mi esposo, fácil no era.

No dudo que para el hombre es mas duro que para nosotras porque los pobres nos aman y no les gusta vernos sufrir pero entender el cuerpo de la mujer es tan difícil, si hasta a nosotras entendernos es imposible a veces.

Bueno, me realizaron el curetaje y apenas me desperte me senti bien y le dije a mi esposo quiero una botella de vino y una pizza. Nos sentamos en la cocina, nos miramos, hablamos muy poco. Al día siguiente me sentía fisicamente muy bien y le dije a mi esposo, voy a hacer ejercicio. Estoy consciente que es una locura pero estaba entrando en una depresión y no lo sabia, esa era mi manera de manejarlo. Las semanas que siguieron llore bastante, me deprimí, sentí rabia, me ponía grosera con personas que no tenían la culpa hasta que un día le dije a mi esposo, necesito ayuda. Busque una sicóloga y fue lo mejor que he hecho, ademas de eso regrese a la iglesia que tenia tiempo de no ir. Siempre leo la Biblia y oro pero necesitaba mas, oír la palabra. Hice un cambio para sanarme de adentro hacia afuera. Por otro lado, mi esposo maravilloso me escuchaba y cada día entendía mas que somos perfectos el uno para el otro. Decidimos disfrutar de la vida y que un hijo no determinaría si nuestro matrimonio iba a estar completo o no, nos teníamos a nosotros dos y eso era suficiente. Si así Dios lo quería pues así seria.

Unos meses después, regrese donde mi medico me reviso y me dio de alta para buscar bebe. Estando en Ibiza de vacaciones con amigos le dije a mi esposo, estoy embarazada, me dice, deja la loquera. Igual pensé, acabo de llegar a Ibiza y no me pienso hacer una prueba ya veré cuando llegue a Panama. El regreso del viaje fue traumático, pero ese sera otro post, llegue a Panama sola, sin maletas y sin marido. Tenia una prueba casera, me la hice y salió lo mas positiva que había visto una prueba casera. Le tome foto y se la mande a mi esposo. Una semana después vi a mi medico y ya se oía el corazón, exacto, tenia 6 o 7 semanas de embarazo y yo no estaba ni enterada. El medico nos pidió que no dijéramos nada. Con cada cita que íbamos mi nivel de nervios no era normal, ni la presión me podían tomar por que salía toda mal. Fueron pasando las semanas y todo seguía bien hasta que finalmente llego la famosa semana 12 y se lo anunciamos a toda la familia y amigos. Fue un alivio poderlo decir a la familia pero eso no calmo mis nervios de cita a cita. Cada dolor o sensación me daba nervios que fuera que era que lo estaba perdiendo.

Hoy por hoy me siento mucho mas tranquila y hasta ahora, ya a mitad de camino es que estoy disfrutando de este proceso. Aun me cuesta disfrutarlo, salir a comprar cosas, me llena de mucha ansiedad pero con cada día que pasa me estoy sintiendo mas y mas tranquila al respecto por que veo que mi bebe esta sano y que todo viene bien. Estoy disfrutando y aceptando los cambios en mi cuerpo y es algo que mi esposo y yo cuidamos muchísimo. Entendemos y sabemos lo que es perder un embarazo y lo duro que puede ser.

La razón de este escrito es por que después de la primera perdida que tuvimos que decirle a la familia que no sucedería, varias personas nos decían “uff nosotros perdimos varios” “eso es normal”. No se, pero para nosotros no fue normal, fue algo muy duro. Lo comparto por que las parejas que están pasando por esto, busquen ayuda y hagan su duelo como mejor quieran. Cada pareja es un mundo y usualmente ni tus papas te entienden. Lo que si puedo decir que a nosotros nos ayudo mucho y eso se lo debo a mi esposo es el diciéndome, “si tu y yo somos felices el uno con el otro, no necesitamos mas nada, disfrutemos la vida” quizá a algunos les funcione, quizá a algunos les genere malestar por que para ellos tener un hijo lo es todo. Yo me di cuenta que para mi ser madre era muy importante pero también me di cuenta que tener un matrimonio fuerte, con comunicación es clave. Hoy día creo entender el tiempo de Dios y por que hizo lo que hizo. Me acercó aun mas El y a mi esposo, mi enfoque en las cosas es tan diferente. No me interesan las pequeñeces, me importa es la salud de mi hijo, mi familia y que todos estemos bien, no el color de esto o aquello. Esos detalles se resolverán en su momento y mejor aun si estamos mi esposo, yo y nuestro bebe juntos.

//

I had been staring at the blank space for days now, not being able to write one word. Recently, I managed to post on Instagram that I am pregnant. It took me awhile to accept it and here’s why.

We started looking to start a family January 2015. As soon as we decided I noticed that I never got my period, since that never happened I started getting home pregnancy tests just to be sure I wasn’t pregnant and not do anything stupid if I was. By July of that same year we found out we were pregnant, I was very nervous but excited. As any person starting out in this journey we told everyone. 6 weeks into the pregnancy we lost the baby and had to tell family and friends that it wasn’t happening. It all happened near my birthday so it’s fair to say it was not my best birthday.

This pregnancy made me realise that I did want to be a mother. At first, I just went with the flow but I had always been petrified of having kids, I don’t know why, it was just a thing of mine.

After that first loss, we waited 2 months before trying again, the thing was that, my period again. It just never came. A friend recommended I change doctors or look for a second opinion. When I did I found out that my period not coming was purely hormonal and that it had solution. So we embarked in a treatment that would help my body be a normal woman body. It happened, the doctor managed to “fix” me and I started getting my period.

I got it twice before finding out I was pregnant again. This was February 2016. This time around we decided not to tell anyone. No one knew except for myself, my husband and the doctor. This time I was sure it would all be fine. By March 31 I started bleeding a bit, nothing serious and the doctor had told me it could happen and to not be scared. The next day it continued so early morning I called him and went straight to his office. I had told my husband to not come because I was sure all was fine (never mind I was shaking to the core, but I didn’t want him to worry) as soon as I walked in the doctor was waiting, he checked me and that image I will never forget it, I still hurt when I think about it. It was just the image of our baby floating, lifeless. I called my husband and I didn’t even have to talk. I don’t know how he did it but he appeared at the doctor’s office in record time.

We had a moment to ourselves and then we went to talk to the doctor. I was sitting there not moving just in shock while my husband and the doctor talked about the procedure that had to be done. How could they take my baby out, I wasn’t ready to handle that but the doctor insisted it was better for me and that he wanted to study the foetus and see what had gone wrong (in the end it was a chromosomal thing, nothing I had done). After that I couldn’t just go home and stare at the ceiling so I went to work, I know crazy but I didn’t know what else to do.

Later that day we went to the doctor and had the procedure done. When we left the hospital I told my husband I just wanted pizza and wine. The next day I still didn’t know how to handle it so I went and worked out, I felt bit better. Little by little I felt better but I still had days where I was angry, or would cry about it. Finally, a month into this feeling up and down I told my husband I needed therapy. He fully supported me. I went and it helped tons, I also reached out to women that had lost babies, which helps in the relating department (not everyone understands) and I also got back to my Christian roots, which have been my true saviour in understanding and accepting that God has a plan even if we don’t understand a word of it.

It also helped that I had a great support system with my husband, I know it was super hard on him but he was so supportive and wonderful. In the end he told me and I agreed, if we were meant to just be by ourselves, as a couple, it was a bad thing either. We love each other enough to go through life together. So we decided to move forward and just live and enjoy life.

Almost three months in we went to the doctor again and he gave us the green light to start looking for a baby again. That time, July, we were going to Ibiza with friends so we were happy and excited.

By the time we got to Ibiza, I told my husband, I think I am pregnant again. He told me to now think about that and I definitely just wanted to disconnect and enjoy my trip. When we got back home I still had that idea in my head so that very night that we landed I pulled a home pregnancy kit and there it was as positive as it could get. The following week we went to the doctors appointment and there it was. I was 6 or 7 weeks pregnant and we had no clue. He told us to be silent with the news until he told us we could say. By week 12 he gave us the green light to tell everyone. It has been a very exciting, scary journey. We still have half way to go and I still get very anxious every time I go to the doctors office, it doesn’t get easier but little by little I get more comfortable and ok with all that has happened. We are now getting excited and looking forward to this amazing new life that is coming to bring us such joy.

I wanted to write this because people never talk about it and honestly we need to talk about it. This is something very hard to go through and not everyone understands. I wanted to let you know, that you will move on, it will still hurt and you will wonder what that baby that left was meant to be. For me it taught me that I do want to be a mother and give that unconditional love and that God has such a special plan for each and everyone of His children.

 

You May Also Like

14 comments

Reply

Gracias por compartir tus experiencias, no debe ser fácil me sacaste lágrimas. Yo estoy pasando por algo parecido y estoy de acuerdo con que el tiempo de Dios es perfecto solo el sabe porque se dan la cosas de esta manera , mientras tanto queda disfrutar la vida aunque las cosas no se den en el momento que uno quiere.
Muchas bendiciones para ustedes.

Reply

Aqui estamos para apoyarnos. Ya veras que todo se va a dar en su momento aunque en estos momentos cueste entender. Un abrazo y seguire escribiendo lo mas honestamente posible sobre mis experiencias.

Reply

Hola, tuve dos perdidas una en el 2015, y otra en marzo 2016. El tiempo de Dios es perfecto, tengo 16 semanas, es un varoncito que con la gracia y misericordia de Dios está creciendo. He pasado por mucho estrés tuve un hematoma en la placenta, me sentía inútil, no dormía, me preocupaba perderlo, todavía tengo manchado, pero es por el hematoma que tuve. Mi esposo llego a decirme no sufras más y si Dios no quiere que tengamos un bebe por algo será, me sentía tan impotente. Y bueno es traumante y aquí estamos superando todo, me siento mucho mejor, si Dios a querido que lleguemos hasta aquí es porque tenemos un propósito en la vida. Felicidades y comparto todos tus sentimientos y mucho más. Te tendré en mis oraciones. Dios te bendiga.

Reply

Hola Nina, felicidades por tu bebe y me alegro que todo este marchando bien. Entiendo tu ansiedad pero si algo he aprendido es que si Dios me ha traído hasta aquí es por que puedo con la carga. Asi que, mente positiva y a hechar pa’ lante que cuando menos pensemos tendremos a nuestros bebes con nosotros. Un abrazo e igualmente estarás en mis oraciones

Reply

Siempre me ha encantado el carisma y la humildad que reflejas, al compartir una experiencia tan difícil como la que atravesaste queda demostrado, mil gracias por brindar esa voz de aliento y esperanza a aquellas personas que a lo mejor estan pasando por algo similar. Muchas bendiciones para tu familia y sobre todo para ese bebito que vendrá rodeado de mucho amor, y que de seguro contará con muchas tías (tus seguidoras) que le enviarán su cariño y bendiciones. No te conozco pero me siento muuuyyyy feliz por ti.

Reply

Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo

Reply

Waoo Stefhanie nunca hubiera pensado q pasastes x tan dura situación, el año pasado tuve una perdida y es lo mas difícil de superar x lo q he pasado, en esos días me reusaba a pensar q tenian q hacerme un curetaje, padecí desde el inicio del embarazo de cólicos, lo cual mi madre teniendonos a 3 me decía q eso no era normal y q ella nunca paso x eso, luego tuve pequeños sangrados lo cual me decían q podía ser normal para luego ir a mi cita y ver q ya no habia nada, fue super triste y traumante, gracias a Dios como tú mi esposo me apoyo al máximo y entendía y compartía mi dolor, deje pasar unos meses y con mi fe arraigada a Dios y teniendo presente siempre q no era su tiempo…decidí q todo pasaroa cuando el quisiera….Así quede embarazada en enero, mi esposo no queria q me apresurara y mas xq presente sangrados y dolores, aun así eso pasó y mi embarazo siguio normal, a pesar d muchos inconvenientes y presión alta mi bebé llegó en el mes de septiembre…es hermoso y risueño estoy enamorada d él, se lo q sientes porq hasta el final de mi embarazo tenia problemas para comprar cosas con miedo a q algo malo fuera a pasar, pero tu sigue aferrada y confiada en q Dios te dará el mejor regalo q uno puede recibir, es como dices ya no hay pequeñeses q importen, solo la salud y la familia y veras pronto como tienes a tu bebé en brazos ya luego disfrutaras lo q te regalen y lo q vayas a comprar, slds, bendiciones y te pondré en mis oraciones para q todo siga marchando excelente! un abrazo 😉

Reply

No sabes la sonrisa que me ha sacado tu comentario. Muchas gracias, un abrazo

Reply

Hola acabo de verte en Red Carpet pero dias antes me emocione por la noticia, y te deseo todas las bendiciones. Y leyendo tu historia waooo me paso lo mism hace 1 año y creeme es muy cierto no es nada facil, yo fui fuerte hasta que vi a mi esposo llorar como un bb, hoy dia el temor es muy grande y solo le pido a Dios que el sea quien decida. Con respecto a las personas que son tan imprudentes con sus tantas prguntas mi respuesta es Dios lo decidira. GRACIAS mil por cmpartir tu experiencia

Reply

Hola! Stef, muchas felicidades muchas bendiciones y que Dios y la Virgen proteja siempre a tu bebe y tu familia, tus lineas han tocado mi alma y eres bendecida, quizás no me recuerdas soy Rina la chica venezolana que hizo el curso de fotografía contigo con Mafe, yo te tome una foto super linda y se la hice llegar a Mafe vi que la colgaste en tu cuenta de Instagram :).

Reply

Claro que te recuerdo 🙂 Gracias por tus palabras y me alegra te hayan llegado. Un abrazo y nos vemos pronto

Reply

Todas la Bendiciones para ti y tu bebe!. Yo también me encuentro en la dulce espera, así que en hora buena para ambas!

Un Abrazo! 😉

Reply

Gracias Stefanie, por contarnos tu historia, ha sido un aliciente para mi, mi suegra me contó alentandome, que lo vio en la tele, y ahora lo pude leer , yo tuve una pérdida el año pasado, y es como tu dices en los bajos, aprendemos a valorar los altos. Después de esto, nos hemos enterado de muchas historias parecidas, eso es más común de lo que creemos, sino que la gente no lo cuenta, aveces uno no sabe por todo lo que han pasado las parejas para tener a sus niños. Lo mejor son los comentarios alentadores, una señora me dijo ese día, yo pasé por lo mismo mi primer embarazo y después tuve 3 niños, eso es lo más natural del mundo, que le puede pasar a una mujer, y quedarnos con eso , no con los comentarios negativos o ignorantes respecto al tema.

Muchos saludos y Bendiciones, te ve una muy auténtica en los vídeos 🙂

Reply

Hola Edith, Me alegra saber que mi post te ha ayudado. Algo que he aprendido es que la naturaleza es sabia y mi Dios es grande y nos quiere mandar niños sanos y fuertes. Ya veras como todo se da y cuando se de, realizas que el tiempo de Dios fue mas perfecto que lo que habíamos planeado nosotros. Un abrazo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *