¡Hola mis amores! Espero todos estén manteniéndose sanos y cuerdos en estos tiempos. Ahora que hemos estado en cuarentena me he percatado que he estado usando cada vez menos maquillaje.

Siempre me pongo algo de maquillaje por que me sentía y siento que me hace ver mejor usar que no usar. Pero en estos tiempos he aprendido a usar muy poco a casi nada de maquillaje y la apreciación que esto me ha dado de quien soy como persona y como Dios me creó. No necesito toneles de maquillaje para taparme.

Ahora, no me malinterpreten, un maquillaje profesional me parece que se ve muy bello pero para todos los días, ver como mi piel se ha transformado, me ha llevado a apreciar quien soy con todo y mis imperfecciones. Me siento poderosa.

Recuerdo hace unos años, Alicia Keys, dijo que se rehusaba a usar maquillaje, que esta era quien ella era y se sentía segura de si misma. En el momento recuerdo pensar lo increíble que era estar así de segura de uno mismo, salir en público sin nada puesto. Ahora que soy mayor, entiendo lo que ella estaba tratando de hacer y comunicar y me parece fenomenal que se atrevió a hacerlo por que a lo largo de nuestras vidas nos han enseñado que debemos esconder nuestras imperfecciones con maquillaje.

Hoy día, he aprendido a apreciar mi propia piel y todo lo que tiene para ofrecer. Todavía amo el maquillaje pero aprender a amarse uno mismo por lo que eres en realidad, sin máscaras, es realmente poderoso.

Artículos Relacionados

Coméntame

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *