En mi lista de pendientes estaba subir el punto más alto de Panamá, Volcán Barú. Aunque no lo pude subir a pie, no fue posible por temas de logística, subimos en carro. De todas formas fue una experiencia increíble y humilde ante tanta hermosura.

Artículos Relacionados

Coméntame

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *