No se que día es hoy, he preguntado a lo que viven en mi casa no menos de 10 veces. Es una carrera mental estar en cuarentena. Tratando de mantenerme en paz, no estar ansiosa, traer paz a mi familia y transmitirle paz a ustedes que se toman el tiempo de leerme.

Primero que todo, mi enfoque principal ha sido en Dios. El tiene un plan maestro y he decidido confiar plenamente en él. Confío en él y que quiere lo mejor para nosotros, sus hijos.

El tiempo en familia ha sido realmente especial. No hay apuro, hacemos las tareas, trabajamos, jugamos. Hemos aprendido tanto de Sergio y Alana, lo increíbles y especiales que son.

Estoy clara lo afortunada que soy de tener el hogar que tengo con acceso a una azotea donde podemos ver el atardecer, los pájaros y pasar contemplando los últimos días de verano. Terminamos nuestros días jugando jacks con Sergio, corriendo por la casa o haciendo retos tontos que usualmente hacemos mal y terminamos es matándonos de la risa.

He tenido cenas románticas con mi esposo en esa azotea que antes ni usábamos. Esta cuarentena me ha permitido ser más creativa, pensar donde estoy y hacia donde quiero ir como emprendedora, lo que quiero transmitir y enfocarme.

Trata de ver el vaso medio lleno, deja de preocuparte por que va a pasar mañana y las dificultades que puedes tener cuando todo esto mejore. Enfócate en lo bueno, respira, busca paz y confía que todo va a estar bien siempre que tengas fé, salud y familia cosas buenas VAN a pasar. Disfruta este tiempo en familia incluso si estas solo en tu casa, toma este tiempo para trabajar en ti y en quien te quieres convertir. Eres una mariposa en esta metamorfosis.

Artículos Relacionados

Coméntame

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *