Me encanta una buena vela, de esas que les dura montones el olor y perfuman toda la casa con esa calidez. Es un elemento tan importante de nuestro hogar.

Como vivo en la parte antigua de la ciudad, tenemos una pared de calicanto expuesta (es una mezcla de arena con piedras), esta pared tiene huecos así que cuando tenemos cenas nos gusta poner velas pequeñas en estos huecos para darle ese toque extra de romance.

Las velas en general son muy especiales para mi, me transportan a lugares y momentos casi como un buen perfume. También durante estos tiempos con tanta incertidumbre que a veces te sientes bien y positivo y otras veces no tanto, si no más bien triste y claustrofóbico, una vela con un olor delicioso te puede ayudar a relajar.

Después de un día pesado, te das un buen baño con las luces apagadas, velas y un vino tinto, es delicioso y muy calmante. Si no tienes bañera, bañarte con agua tibia hará el mismo efecto o leer un buen libro con las luces bajas y la vela, te va a transportar la mente y relajarte por completo.

Aquí les dejo mis olores favoritos cuando compro una vela:

  1. Vainilla
  2. Bergamota almizcle
  3. Lavanda
  4. Canela

Artículos Relacionados

Coméntame

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *