Había estado pensando desde hace rato en este post por que es algo que siento que tenía que compartir para aquellas personas que están pensando en casarse o más bien organizando su boda. Lo que quiero es compartirles como pensé yo a lo largo de toda mi preparación para el día de nuestra boda. Para empezar, cuando me pidieron la mano no fue en Panamá así que fue lo mejor por que tuve una semana entera para disfrutar el momento y no pensar en organizar la boda ya ya ya.

Cuando llegué a Panamá aun eran carnavales así que no tuve que correr tampoco. Ya luego de carnavales escribí por Facebook a quienes yo quería que fueran mis proveedores para separarlo. Luego me senté y tuve una reunion con ellos para asegurarme que estuviera dentro de mi presupuesto. Muchas personas me preguntaron si yo había hecho canje con ellos, ya que soy una persona del medio, pero la realidad es que con ninguno hice canje por que era el día de nuestra boda, algo de dos, y no quería publicar nada que mi futuro esposo no estuviera cómodo.

Luego que tuve mis proveedores listos mi futuro esposo me llevó a un salón donde él estaba involucrado en la construcción, era bien madrugado para ser un sábado pero él quería que lo viera a ver yo que opinaba por que él pensaba que era lindo para casarnos, era el American Trade Hotel. Entré y era un gran y hermoso desastre, me enamoré del lugar y no se habló más del tema. Luego buscando iglesias, mi papá nos dice que por que no nos casábamos en La Merced, era una iglesia que sólo había que cruzar la calle para la recepción y además era la iglesia donde mis antepasados se habían casado. No se dijo más y reservamos ahí.

Una ves tuve todo organizado me propuse buscar mi vestido. Ese día sí estaba nerviosa por que no me quería enamorar de un vestido impagable. Para esta ocasión fui con mi papa y mi mama. Se que a los papas no se les invita a que vayan pero yo quería que mi papa fuera parte de todo el proceso no sólo el que pagara. Cuando llegamos a Gaudí, entré al baño y recé para que fuera un proceso sencillo. Pues nada cuando llegué, mi papa ya había llegado y estaba viendo libros de vestidos. Me preguntan que si tenia alguno en mente, yo dije que no pero mi papa salta y dice, si sabes, el de la foto. Yo me asusté por que era un vestido Ellie Saab que cuesta un billete. Para mi ´suerte´ tenían el vestido y apenas me lo pusieron supe que ese era y mis papas estaban felices por que sabían que ese era. Luego me probé miles pero me seguía enamorando más el primero. Lo cómico de todo esto es que cuando me probé el vestido lo miré 5 segundos y se fue la luz a nivel nacional, como no regresaba tuvimos que re programar pero igual, me probe no menos de 70 vestidos y seguía enamorada del primero.

Finalmente, 2 semanas antes de la boda, la decoradora que estábamos usando, nos pasó una cotización que mi mama la pobre casi se muere. Pero como Dios aprieta pero no ahorca, nos vino a salvar un angel guardián de Floristeria Cupido que nos hizo todo justo como lo quería, ademas con extra amor y dedicación.

Siempre me dijeron que me iba a volver en bridezilla, que eso era normal, que el día de mi boda no todo iba a salir perfecto como me lo había imaginado pero la realidad es que si me preguntas a mi, para mi todo salió como esperé y aun más.

Primero, me propuse a que no me iba a convertir en nada, iba a ser yo misma, disfrutar el proceso. Todas las desiciones fueron tomadas en conjunto con mi futuro esposo y apoyado por mi papa y mi mama. Todo lo vimos en positivo por que ese día era sólo una boda y nosotros queremos un matrimonio, para toda la vida. Mi enfoque durante el proceso y esa noche era solo en mi esposo, no es si las flores estaban para un lado o para el otro, nada de eso era importante para mi.

Para las que se están casando enfoquense en eso, en su pareja, lo demás no garantiza un matrimonio exitoso, es solo una fiesta.

Besos!

P.D. la foto del post es parte de la recepción de mi boda y el dulce de mi boda que era de red velvet

//

I had been thinking for a while now on this post and how I could sum all of it up. Well, after much thinking I wanted to share how it was for me to organise my own wedding. First of all, we got engaged outside of Panama so we were able to enjoy our engagement for an entire week without rushing into anything which was very nice. When we got back to Panama it was still carnivals so we had a few more days to enjoy.

The following week I set out to write,via Facebook, all the people I wanted to be a part of the wedding to separate the date and to set a meeting to see if they were within my paying budget. After the meetings all was set, or most of it. My future husband was involved in the construction of a beautiful place in Casco Antiguo, he took me there on a very early Saturday morning, as soon as I saw it I fell in love, it was the American Trade Hotel, it was perfection.

After having that we were looking for churches and my father suggested La Merced, it was across the street from the ATH and family members of mine had been married there for many years, so it was a done deal.

When all of this was settled, I decided it was time to go dress shopping. This day I was beyond nervous. I know it is not the norm for fathers to go and help you dress shop but I didn’t want my father to only be paying for the wedding, I wanted him to be a part of the process. When I got to the place, he was already there looking at books of dresses. When the sales lady asked me if I knew what I had in mind, I didn’t want to respond because the one I wanted was too expensive, an Ellie Saab dress. My father jumped in and told her what it was I wanted without knowing the price tag on it. To my surprise, it fit perfectly and my dad said that he wanted to give it to me, it became a crying moment for all of us.

Finally, two weeks prior to the wedding the decorator gave us a quote that it was practically unpayable. My mom freaked out for about two seconds and then we were handed the number to a guy that was starting out, the name of the company was Floristeria Cupido. He did everything with love and dedication and most importantly within our budget.

People always told me that I was going to turn into bridezilla, that it was normal. But I decided that it was not going to be me. I was going to enjoy the process and most importantly enjoy it with my future husband. The reality is that we were looking for a marriage not a wedding. A wedding is only one day. Our focus was us, not the flowers or music or any of that.

Hope you enjoyed this post and that it helps you in some way.

xo

 

P.S. the picture of this post was my actual wedding reception and wedding cake (red velvet)

Artículos Relacionados

Coméntame

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *